Ya tengo a mi bebé en casa. ¿Y ahora qué?

Ese momento tan deseado ya está aquí. Tienes a tu bebé en casa, entre tus brazos, y te das cuenta que tu vida se ha puesto patas arriba: los días pasan volando, o no, pueden que se hagan eternos. Puede que haya un goteo constante de visitas para conocer al nuevo miembro de la visita, pero en ocasiones también puedes sentirte muy sola. ¿Y qué hay de tus energías? Por momentos te comes el mundo, pero a ratos no piensas más que en acostarte cómodamente en la cama…


Ahora tienes que ocuparte de tantas cosas, pensar en tantas cosas. No puedes dejar de mirar a tu bebé… y te invaden las dudas, y te abruma la felicidad. ¡Bienvenido posparto!


Sí, la maternidad es un cúmulo constante de contradicciones, y los primeros 15 días posparto en casa son la mayor demostración.


Pero no tiene que ser una etapa caótica, ni mucho menos angustiosa. La clave está en que seas consciente de que la matrescencia es un proceso tan exigente como mágico, para el que ninguna mujer está preparada. Aceptar esto, quizás sea el primer gran paso para respirar en calma.


Ser consciente de que ahora tu bebé y tú sois la prioridad, te dará el foco necesario para decir NO a todo aquello que no sume cuidados a vuestro estado, y te dotará se certeza para pedir todo aquello que te facilite este tránsito de los primeros días de posparto.


Pautas para favorecer tu descanso y bienestar.

Ten en cuenta que dormir y comer bien debe encabezar tu lista de prioridades; sabemos que esto ahora te suena a fantasía, pero… ¿y si te marcas unas cuantas pautas para garantizarlo?


Te damos algunas ideas:

  • Pídeles a las visitas que te traigan fruta, o comida hecha en casa.

  • Cuando estés con tu pareja o con alguien de confianza para quedarse con el bebé, no dudes en separarte unos minutos de él para darte una buena ducha. Seguramente llore, o esté intranquilo, pero puedes estar segura que cuando termines te sentirás como nueva y estarás llena de energía para seguir maternando. Esos momentos son un verdadero tesoro.

  • Cuando el bebé duerma en tus brazos, procura ir a la cama y descansar con él. Es el momento ideal para hacer piel con piel y seguir enamorándote de tu bebé; él te lo agradecerá enormemente durmiendo profundo mientras huele tu aroma, siente tu respiración, y oye el latir de tu corazón.

  • Si el bebé duerme en su cuna, o en brazos de otra persona, no dudes en regalarte ese momento para ti: ve a dormir, sal a caminar, llama a una amiga, mira una peli, o come tranquilamente. Recoger, limpiar, hacer la compra… seguramente pueda esperar.

  • Comparte las tareas: todo aquello que puedan hacer otras personas, pídeles que lo hagan. Y tú céntrate en hacer aquello que solo puedes hacer tú.


Si sientes que estas sencillas pautas pueden ayudarte a transitar por esta primera etapa del posparto como mayor equilibrio y bienestar, te invitamos a que descargues la app de Dana para disfrutar del programa Los primeros 15 días con tu bebé, donde compartimos recursos y contenidos que te acompañarán en tu transformación como madre, como estos:


-¿Por qué me siento así? ¿Esto es normal? Cómo darte tiempo o pedir ayuda, y dejar espacio a tus emociones, y a tus necesidades. Seguramente este sea uno de los retos más complicados de la transformación en madre: no olvidar que tú también requieres cuidados.


-Lactancia: frente al mito, la realidad. Todo lo maravilloso y no tan maravilloso de la lactancia: obstáculos, desafíos, dificultades, y cómo afrontarlos.


-El peso, la talla, los percentiles! ¿De verdad es tan importante? Los pesos y las tallas de los bebés se pueden llegar a convertir en una obsesión; conoce qué es realmente importante y a qué tienes que estar atenta.


-Pises y cacas ¿qué puedo esperar? En los primeros quince días vas a aprender lo importante que son los pises y las cacas. Te indican de forma sencilla qué tal se está alimentando tu bebé, de manera que puedas saber si necesitas consultar con un profesional. ¡Aquí tienes el manual completo de pises y cacas de tu bebé!


-¿Y qué hago cuando mi bebé no deja de llorar? Te ofrecemos un “paso a paso” de qué puedes hacer cuando tu bebé llora.


-No tengo tiempo para nada. Adaptarte a los cambios, resolver a las necesidades del bebé, re-conocerte en tu nuevo rol de madre, continuar con la vida… te ayudamos a afrontar el primer gran reto como familia: gestionar las visitas para que resulten un apoyo y no una carga adicional.


-Todo el mundo opina. Seguramente aun no has tenido tiempo de desarrollar habilidades para responder con asertividad a situaciones incómodas, así que te facilitamos “respuestas-tipo” para salir airosa de esos consejos no pedidos ni deseados que tanto abundan cuando te conviertes en madre.


-Primeros 15 días… ¿y ahora qué? Para que abraces tu maternidad con una nueva versión de ti misma y descubras todas las fortalezas que te ayudarán a confiar en ti misma.


Todos los contenidos que encontrarás en la app de Dana son resultado del trabajo e investigación aportados por matronas, psicólogas perinatales y otros especialistas de la matrescencia, que respaldan con la ciencia la transformación de mujer a madre.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo