Ser madre ¿Por qué yo no puedo?

Ser madre va mucho más allá de estar embarazada o tener hijos. El proceso de matrescencia, de transformación vital, empieza en el mismo momento en que la mujer se plantea que ha llegado el momento: quiero ser madre. Es entonces cuando todos los mecanismos emocionales, psicológicos, fisiológicos y sociales, se ponen en marcha.


Sientes cómo el deseo va creciendo en tu interior y empiezas a prepararte para ello. Visualizas un proyecto de futuro sola o con tu pareja; te imaginas cómo será la maternidad y planificas todos los cambios que probablemente tengas que hacer para ser la madre que has escogido ser: horarios de trabajo, acondicionamiento del hogar, relaciones sociales y un largo etc.


El tiempo va pasando y notas cómo tú vas cambiando aunque el “positivo” aún no llega. Quizás esto te inquiete y hace que surjan las primeras dudas: ¿hay algo mal en mi? ¿Cuánto tiempo voy a tardar?


Hay falsas creencias que depositan en la mujer toda la responsabilidad cuando no consiguen quedarse embarazadas, como que es por su estilo de vida, el estrés, que de joven no se ha cuidado adecuadamente, o que ha decidido ser madre cuando ya es mayor.


Diana Sánchez, sexóloga y psicóloga perinatal, experta en acompañar a personas que buscan el embarazo, comenta en el podcast de Dana que, tardar en quedarse embarazada ha pasado toda la vida y que juzgar esta tardanza como un problema, enfermedad o fracaso solo conseguirá despertar el sentimiento de culpa en la mujer y aumentar sus niveles de estrés.


Es deseable que cuando llega este momento, la red social esté dispuesta a ayudar a la mujer a encontrar tranquilidad y sosiego, así como a regular sus diálogos internos para transitar en calma por este camino de búsqueda , ya que de esta manera estará en disposición de tomar decisiones coherentes con sus deseos y su propio bienestar.


Quiero quedarme embarazada y no puedo.

Es posible que cuando ya llevas tiempo intentando quedarte embarazada o lo has conseguido pero no ha llegado término, todo en tu vida empiece a girar en torno a ello. Vas por la calle y sólo ves a madres embarazadas o con bebés, tus amigas lo han conseguido rápidamente, o quizás también les ha costado pero ya tienen a su bebé consigo… y entonces surge la gran pregunta: ¿por qué yo no puedo?


Puede que esta situación que se alarga en el tiempo te genere angustia o miedo, o incluso que te induzca poco a poco a aislarte para protegerte de todos esos estímulos que te hacen tanto daño. Quizás detectes que tu deseo de ser madre está afectando a tu salud, o repercute en tu desempeño en el trabajo, o que tu relación de pareja se está resintiendo.


Llegado este momento, Diana Sánchez considera importante procurar calmar la mente. Con la ayuda de un profesional puedes lograr la calma que necesitas para continuar con el proceso de maternidad, o encontrar el acompañamiento necesario para tomar una decisión.


En el podcast de Dana “Quiero quedarme embarazada” nos metemos de lleno en este tema, porque nuestro mayor deseo es acompañarte en la experiencia vital de matrescencia y estar contigo sea cual sea tu camino.


Te invitamos a escucharlo y a hacer cualquier pregunta en este post, así como a compartir tu experiencia en los comentarios.



Más recursos, profesionales y madres te esperan en la app de Dana. Puedes descargarla aquí.