Plan de Parto para promover una maternidad respetada

Actualizado: 29 ago


Estás embarazada y estás pensando en cómo será tu parto. Te surgen dudas sobre cómo quieres parir, o según avanza tu embarazo la idea del parto va cambiando. También puede ser que esta fase la vivas con miedo por la intensidad del parto, o con incertidumbre por no saber qué esperar. Lo cierto es que la idealización que hagas del parto se construirá sobre experiencias anteriores –propias o ajenas-, y de la información que tengas sobre la evolución del trabajo de parto.


Embarazada

Cuando te acerques a la semana 28-32 de gestación es un buen momento para pensar en tus deseos, preferencias, necesidades y expectativas y diseñar tu Plan de Parto; aunque si sientes que esto es un tema que te genera angustia, malestar o por el contrario, te produce especial ilusión, puedes diseñarlo antes. ¡Nunca es pronto para un Plan de Parto!


El Plan de Parto es un documento en el que la madre deja constancia por escrito al equipo sanitario de cuáles son sus preferencias y cómo desea ser atendida cuando vaya a dar a luz. El Plan de Parto puede ser modificado tantas veces como desees, e incluso en el mismo parto, así que tranquila, cualquier momento es bueno para cambiar de opinión.


Reflexionar sobre tus expectativas, valorar tus opciones de parto, tomar decisiones y dejarlo todo por escrito, posiblemente te proporcione serenidad y seguridad en cuanto a todo lo que rodea el parto y vivas tranquilamente el camino que te quede hasta llegar a ese gran momento de tener a tu bebé.


Puede que te sientas más cómoda haciendo varios Planes de Parto que respondan a tus circunstancias personales durante el período de gestación, así como a los imprevistos que puedan suceder durante el parto.


Por ejemplo, puedes tener un Plan de Parto A para un parto vaginal en el que te acompañe tu pareja. Y un Plan de Parto B para cesárea donde te acompañe tu madre porque tu pareja siente aprensión ante las intervenciones quirúrgicas… mejor pensar estas cosas con tiempo, ¿no te parece?


Si quieres saber más sobre Planes de Parto, te invitamos a que escuches este podcast de Maternidad y Matrescencia, donde la psicóloga perinatal Juanita Canijao comparte un relato muy personal y emotivo para que comprendamos la importancia de planificar con tiempo este momento tan especial.





¿Qué información debe tener un Plan de Parto?

El Plan de Parto puede tener todo aquello que tú consideres que te hará sentir más cómoda y conectada con todo el proceso y con tu bebé. Pero en líneas generales, no debes olvidar especificar:


  • Si quieres parir en un Centro de Nacimientos, tener un parto en casa, o si prefieres en el hospital.

  • En caso que el hospital sea tu preferencia, confirma si tienen sala de parto natural o sala con bañera, ya que también pueden ser opciones alternativas a la sala de parto habitual.

  • Quién deseas que te acompañe durante el trabajo de parto: pareja, familiar, amigo, una doula, etc.

  • Qué participación o implicación quieres que tenga el acompañante, por ejemplo, cortar el cordón umbilical.

  • Si tienes necesidades especiales por diferencia físicas, religiosas o culturales que se deben tener en cuenta, recuerda especificarlo en el Plan de Parto.

  • Escoge la postura para el expulsivo que te permita sentirte más segura y cómoda para recibir a tu bebé.

  • Especifica tus preferencias en cuanto a las Intervenciones durante el trabajo de parto siempre que sea posible como el uso de vía venosa, tactos vaginales, rotura de bolsa amniótica, administración de medicamentos.

  • Para el tratamiento y manejo del dolor tienes muchas alternativas, tales como: musicoterapia, aromaterapia, masajes, técnicas de respiración y relajación, electroestimulación transcutánea (TENS), bañera o ducha de agua caliente, inyecciones de agua estéril, óxido nitroso, analgesia epidural. Así como uso de material de apoyo según disponibilidad del centro sanitario (pelotas, cuerdas, cojines, espejo).

  • Puedes escoger también auscultación intermitente para moverte libremente, o en caso de ser necesario una monitorización fetal continua, solicitar un monitor inalámbrico que no te obligue a estar tumbada y te permita seguir moviéndote según te sientas más cómoda. Así como el uso de bañera para la dilatación y/o parto según disponibilida.

  • El ambiente, la comodidad e intimidad pueden resultar importantes para que conectes contigo y con tu bebé durante el trabajo de parto, así que si la sala lo permite, puedes detallar intensidad de las luces, música para acompañar los movimientos, aromaterapia para relajarte, etc.

  • Una sala llena de gente entrando y saliendo puede resultar incómodo. Especifica si quieres el número de profesionales imprescindibles durante el parto, o si por el contrario, prefieres que tu parto sirva de experiencia y aprendizaje para más sanitarios.

  • La alimentación e hidratación que responda a tus gustos, la puedes traer de casa.

  • En caso de circunstancias especiales en que puede complicarse el parto y haga falta inducción, parto instrumentalizado, o cesárea, indica qué preferencias o condiciones hay que tener en cuenta.

  • Una vez que ya tengas a tu bebé contigo, detalla qué deseas:

Contacto piel con piel tras el nacimiento.

Pinzamiento del cordón umbilical precoz, pinzamiento tardío u óptimo del cordón.

Donación de sangre de cordón.

Alumbramiento de la placenta activo o fisiológico; donación de placenta; impresión de placenta; poder ver la placenta; llevarte la placenta a casa.

La lactancia materna o artificial.

Y por último, primeros cuidados del bebé: vitamina K (oral, intramuscular), pomada oftálmica, pruebas a realizar durante las primeras horas…y si deseas lta precoz o alta habitual del hospital.


Es importante que, además del personal sanitario, la persona que va a acompañarte -si la hay- conozca también tu Plan de Parto, especialmente aquellas partes en las que está involucrado. También puedes compartir lo que consideres oportuno con tus familiares y amigos más íntimos para asegurarte que todo fluya según tus deseos, y así, tú puedas estar centrada y enfocada sólo en el trabajo de parto.


Y sobre todo, no dejes de tener presente que, tal y como ha ido sucediendo durante todo el período de gestación, el parto requerirá mucha flexibilidad y capacidad de adaptación.


Si quieres ver un Plan de Parto “tipo”, aquí tienes el que utiliza el sistema de salud público en España.

planPartoNacimiento
.pdf
Download PDF • 1.32MB

Y recuerda, si quieres tener información veraz y contrastada científicamente sobre embarazo, parto y posparto, te esperamos en Dana, donde además podrás compartir experiencias con otras madres que están pasando por lo mismo que tú.