Conecta con la madre que quieres ser

Actualizado: 26 jul

En el Programa Arte y embarazo de Dana te proponemos darle la bienvenida a la matrescencia en un momento que tú sientas especial de la gestación. Esto materializará tus ideas y pensamientos sobre el embarazo, el bebé, el parto y todo el camino de la maternidad.


Es una manera también de materializar el cambio que estás viviendo y te ayudará a tomar consciencia de la madre que hay dentro de ti, de esa madre que se está gestando y que nace de sus vivencias, de sus expectativas y de sus propios deseos.

autocuidado materno

Qué te parece si empiezas por escoger un rincón especial en tu hogar para dedicarlo a tu matrescencia. Será un espacio vivo que vaya cambiando tanto como tú, en el que puedes poner objetos con los que te sientas conectada y te ayuden a construirte como madre. Pueden ser parte de tu pasado, de tu presente o de tu futuro.


Pueden ser velas cuyos aromas te recuerden momentos felices de tu infancia. Una piedra que te transporte a un lugar de calma. Fotos de personas con las que quieres compartir tu maternidad. Poemas que te inspiren. Música que te haga soñar…


Este será un espacio para relajarte, para centrarte y para conectar con tu maternidad. Puedes tomarte un momento cada día para reflexionar sobre tus emociones y sobre este camino que estás transitando.


Caja S.O.S.

A veces el deseo de ser madre y la propia matrescencia pueden hacer que perdamos de vista quiénes somos. Habrán momentos de incertidumbre, inseguridad o temor que pueden influir en la percepción que tienes de ti misma.


Para que no olvides quién eres y tengas siempre presente tus fortalezas, te animamos a que hagas una caja S.O.S.


Es muy fácil de hacer: tan solo tienes que pedirle a dos o tres personas de tu círculo familiar o de amistades que escriban una carta o frases para ti y para tu bebé. Léelas en la intimidad, tu sola o con tu pareja si la tienes, y luego apunta:


  • Cualidades e ideas positivas para ti y tu bebé.

  • Deseos para la nueva etapa.

  • Emociones que experimentas al leer las cartas.


Recorta las palabras y frases que más conecten con la madre que quieres ser y guárdalas en una caja.


¿Qué te parece si esta caja S.O.S la colocas en tu rincón especial de matrescencia para tener todas estas palabras positivas siempre presente?


Meditar también es para ti

Antes que digas “meditar no es lo mío”, permítenos reflexionar sobre el hecho de que meditar no es dejar la mente en blanco. Esto es una idea preconcebida muy común, que suele representar el mayor obstáculo para la meditación.


Una parte importante de meditar es conectar con lo que sientes, en cómo estás, para permitirte hacer los ajustes que necesites en cada momento y situación.


¿Y no es para eso que estás aquí, para conectar con la madre que deseas ser?


En el Programa Meditar también es para ti de Dana, te proponemos prácticas de iniciación, y recursos para que incorpores este hábito que estamos seguros te ayudará a vivir en equilibrio y bienestar tu matrescencia.


Te parece si inicias ese camino de autoconocimiento que dará luz a la madre que hay dentro de ti con una breve práctica de atención a la introspección.



¿Cómo te has sentido?¿Has conseguido terminarlo? No te preocupes ni te juzgues por esta primera experiencia. En este momento de tu vida estás construyendo rutinas y desarrollando habilidades, y gracias a esa capacidad vas amoldando tu día a día hacia la maternidad. Quizás sea un buen momento para hacer de la meditación un hábito.


¿Cómo hacer de la meditación un hábito para favorecer mi bienestar en la maternidad?


Tu día a día está repleto de hábitos: algunos más automáticos, otros más conscientes. Quizás pienses que es muy difícil, pero la lógica y la experiencia demuestran que creamos hábitos continuamente. Ahora se trata de crear un hábito positivo de forma consciente; una rutina que eliges respetar sabiendo que los resultados influirán directamente en el bienestar de tu maternidad.


Al principio de tu nueva etapa como madre seguramente observes que los obstáculos son muy fuertes, y que tienen el control de tu día a día: no tienes tiempo; estás muy cansada; tienes alguna molestia; hay muchos imprevistos… Esto puede resultar frustrante, y a su vez la frustración te lleve a no volver a intentarlo.


Para evitar que la frustración aparezca sistemáticamente y esquives con éxito las excusas, te invitamos a que pruebes un recurso que suele tener buenos resultados entre las mujeres en proceso de matrescencia, porque además de favorecer las rutina, las ayuda a tener consciencia de barreras o creencias limitantes que representan obstáculos para ser las madres que desean ser.


Coge entonces un cuaderno y haz un listado con todas las EXCUSAS que te vayan surgiendo día a día que no te permiten dedicarte 5 minutos de meditación diaria. Anótalo todo, aunque no te parezca relevante (siempre lo es); y obsérvalas sin juicio.


Ahora haz un listado de BENEFICIOS. Cuanto más claros y concretos sean, más podrán contrarrestar las excusas.


Cuando detectes que empiezas a pensar que no es el momento… detén ese pensamiento mirando tus listados; el bienestar supondrá el refuerzo que necesitas para rebatir las excusas y para que te sea más sencillo repetir la meditación hasta convertirla en un hábito.


Otros recursos muy sencillos que pueden ayudarte en todos aquellos cambios que desees implementar en tu maternidad, son:

  • El mismo horario cada día.

Si esperas a ver cómo estás, o qué tal va tu día, estás dando tiempo a que aparezcan las excusas.

  • El mismo espacio.

Ya sabes cómo diseñar tu rincón para meditar. Si lo ves, o sabes dónde va a ser, es más fácil que tu compromiso esté presente en tu día a día.

  • Paso a paso.

Empieza por pequeños objetivos y plantéate compromisos cortos y realistas para no generar frustración.


A través de tus propias experiencias y con la práctica, el hábito se irá fortaleciendo.

Si sientes que necesitas más recursos o acompañamiento para conectar con la madre que quieres ser, te esperamos en Dana con una tribu de madres para compartir experiencias y celebrar los éxitos, y un equipo de profesionales especialistas en matrescencia creando contenido de valor para empoderar tu maternidad.